Agua de coco 30 sobres de 8 gramos

44.90 IVA Inc.

Categoría:

Descripción

Yamamoto® Research ACQUA DI COCCO se obtiene por liofilización de agua de la fruta de coco (Cocos nucifera L.) y no contiene azúcares añadidos (contiene azúcares naturales)*. Disfrútalo en cualquier momento del día.

 

En los países tropicales es la bebida por excelencia: permite la rehidratación perfecta y da energía, ya que es una bebida isotónica natural. La Ayurveda la considera incluso un alimento natural antiestrés porque está llena de preciados minerales como el potasio y el magnesio, así como otros oligoelementos que la convierten en un excelente tónico para el sistema nervioso, capaz de recuperar la estabilidad emocional, luchar contra la fatiga mental y dificultad para concentrarse. Los hawaianos llaman al agua de coco «noleani», que significa «rocío del paraíso», y es muy apreciada por muchas culturas tropicales tradicionales en comparación con las demás bebidas, debido a sus beneficios rehidratantes y saludables.

Actualmente se está difundiendo y expandiendo en el mundo «moderno», que ha descubierto las propiedades que hacen que sea tan «especial».

Contrario a la creencia popular, el agua de coco no es grasa en absoluto, sino que es dietética, tan solo posee 16 calorías por cada 100 gramos y un contenido de azúcar muy bajo. De hecho, a menudo se confunde al asociarla con la leche de coco, obtenida al exprimir la pulpa del coco maduro. El agua de coco se encuentra dentro del fruto del coco aún verde e inmaduro.

El agua de coco se considera un alimento de gran valor, un verdadero «nutracéutico». Es natural en un 99 a 100 %, no contiene grasas o colesterol y tiene pocos azúcares y calorías; pero desde el punto de vista energético es muy nutritivo, se trata de una bebida rica en sales minerales como potasio, magnesio, calcio y sodio, así como oligoelementos que favorecen el bienestar y la salud de todo el cuerpo con efectos desintoxicantes, depurativos, desacidificantes y, sobre todo, rehidratantes. El agua de coco se asimila de inmediato en el torrente sanguíneo y esto se debe a que sus proteínas permiten purificar la sangre.

Una característica destacada es que tiene un poder de hidratación superior al agua, por lo que hace que desaparezca la sed antes de que las reservas hídricas se hayan reconstituido (es hipotónica). Contiene los cinco electrolitos esenciales (sodio, potasio, magnesio, calcio y fósforo) que los atletas, entre otros, deben tomar antes, y especialmente después, de cada sesión. Contiene 15 veces más cantidad de potasio que el resto de bebidas deportivas, y sus componentes son altamente asimilables, ya que son completamente naturales y están equilibrados. Pero el agua de coco también es una bebida agradable para todos, especialmente en verano, cuando la transpiración es mayor, y porque al ser una mina de electrolitos naturales es de gran ayuda en la prevención de la deshidratación en caso de vómitos y diarrea. Durante la transpiración se pierden varios electrolitos, particularmente el sodio y el potasio, que deberán reemplazarse con el suministro de alimentos y agua. El agua de coco aporta de una manera completamente natural y agradable estos cinco electrolitos que nuestro cuerpo pierde y que son necesarios para las funciones fisiológicas normales:

  • Potasio: el ion positivo más importante presente en el interior de las células, regula el ritmo cardíaco y la función muscular. El agua de coco contiene aproximadamente 295 mg, 15 veces más que el contenido promedio en las bebidas deportivas más comunes (que a menudo también aportan otros elementos, como azúcares);
  • Sodio: el ion positivo más importante presente en los fluidos extracelulares y el que se agota más fácilmente al hacer ejercicio a través del sudor y la orina;
  • Magnesio: es un mineral muy importante para mantener el potencial eléctrico de las células, desarrollar una función fisiológica de los músculos normal y prevenir la acumulación de calcio;
  • Fósforo: juega un papel importante en la salud ósea y también favorece la contracción muscular mediante la regulación concomitante con el calcio;
  • Calcio: se trata de un mineral importante para la salud ósea.

Es evidente que la introducción del agua de coco después de una actividad física es más adecuada que una bebida deportiva común basada en electrolitos, ya que proporciona una cantidad mucho mayor de potasio y aporta menos azúcares y más antioxidantes. No es coincidencia que el agua de coco se haya vuelto cada vez más popular como un sustituto natural de las bebidas formuladas específicamente para deportistas, aunque también se puede tomar como una bebida «saludable» veraniega en lugar de otras bebidas azucaradas o enriquecidas con edulcorantes para contrarrestar el calor del verano y mantenernos bien hidratados y saciados.

El agua de coco es un alimento de gran valor, es natural en un 99 a 100 %, no contiene grasas o colesterol y tiene pocos azúcares; desde el punto de vista energético y nutricional se trata de una bebida rica en sales minerales como potasio, magnesio, calcio y sodio, así como oligoelementos y aminoácidos que favorecen el bienestar y la salud de todo el cuerpo con efectos desintoxicantes, depurativos, desacidificantes o alcalinizantes, además, revitaliza el cuerpo de «dentro a fuera» porque transmite a los tejidos y células una poderosa carga energética; por último, es una bebida rehidratante que saciará la sed.

30 sobres de 8 gramos
Información nutricional
Por dosis diaria 1 sobre (8g)
1 sobre (8g)
100g
Valor energético
28Kcal / 121KJ
355Kcal / 1509KJ
Grasas

ácidos grasos saturados
0g
0g
0,2g
0,2g
Carbohidratos

azúcares
7g
7g
88g
88g
Proteína
0g
0,1g
Sal
0,02g
0,24g
Ingredientes: agua de coco liofilizada.
Cómo utilizar: agregue el contenido de un sobre (8 g) en 170-180 ml de agua y disuelva agitando con precisión.

Marca

YAMAMOTO NUTRITION

ABOUT US Yamamoto Nutrition fue fundada en 2012 y se ha convertido en un líder de la industria, suministrando suplementos nutricionales de la más alta calidad a millones de entusiastas del fitness y atletas de todo el mundo.